Forjador de Reyes CRLO

El puesto de Bandidos

Cuarto día de campaña

Metidos de lleno en la emboscada de los bandidos, las cosas empezaron a ponerse “calientes”.
El grupo formado por 9 bandidos y su líder Kreesle, amparados en la ventaja estratégica que conformaba conocer su territorio, sirvió para poner las cosas difíciles al grupo. Uno por uno los bandidos eran de escaso interés, pero bajo el liderazgo de su jefa y saber que su castigo es la muerte, lucharon y estuvieron a punto de derrotar al grupo. Sin embargo, apoyados por los flancos por Eretria y Limbor y en la retaguardia dando cobertura a todo el grupo, Sumak, cedieron al empuje de los héroes. Aun así, Axirael, cayó en batalla cuando luchaba valientemente con sus fuerzas divinas. Mientras el frente formado por Laine, Erend, Cowl y Rif logró derrotar al resto de fuerzas en el embudo de entrada. Registrado el campamento, deciden volver al puesto de Oleg a dar atención al clérigo. Volviendo por dónde habían venido. Llegando sin problemas, deciden pedir ayuda a Kavken, el clérigo de Erastil, que estaba en el puesto fronterizo. Y una vez restablecido todos, deciden tomarse un tiempo para descansar y salir de nuevo. Esta vez, a casa de Bokken, el viejo y pintoresco alquimista, que vende unas pociones muy especiales. Este les pide a su vez que den con unas bayas que añade a estas para darle ese rico sabor y les ofrecerá un jugoso descuento en próximas adquisiciones.
De nuevo en marcha y habiendo aprendido por las malas, lo peligrosas que son las Tierras Robadas, nuestros héroes encaminan sus pasos de nuevo hacia La Marca de Narl, a la espera de los peligros y misterios que les aguardan.

Comments

senkosan senkosan

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.